El diagnóstico de la endometriosis puede prolongarse entre 5 y 10 años desde que se detectan los primeros síntomas

El diagnóstico de la endometriosis puede prolongarse, en ocasiones, entre 5 y 10 años desde que se detectan los primeros síntomas, un período de tiempo “excesivamente largo” durante el cual la enfermedad evoluciona y puede tener consecuencias muy perjudiciales en la calidad de vida de quienes la sufren.

“El diagnóstico tardío es el principal problema de esta patología tremendamente frecuente que afecta a entre el 10% y el 30% de las españolas”, ha afirmado el director de la Clínica IVI Madrid, Dr. Juan Antonio García Velasco.
Según destaca, los síntomas son muy variados dependiendo de cada caso, aunque generalmente se asocian con dolores menstruales intensos, en la micción, en la defecación y en durante las relaciones sexuales.

“En ocasiones, el dolor es tan fuerte que incapacita a la mujer en su vida diaria, obligándole a permanecer en cama, una situación que disminuye la calidad de vida de las pacientes y perjudica sus relaciones familiares, sociales y laborales, hasta tal punto, que algunas acaban yendo al psiquiatra”, detalla el especialista.

Entre los factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad, el Dr. García Velasco señala que las niñas que tiene una regla muy precoz o las mujeres con un flujo excesivamente abundante tienen más posibilidades de padecer esta patología.
Generalmente, el dolor que provoca esta patología se maneja bien con productos farmacológicos, como la píldora anticonceptiva o diferentes clases de analgésicos o bloqueadores de estrógenos. “No obstante, en ocasiones, es necesario recurrir a la cirugía cuando el dolor no disminuye con la medicación o cuando se forman quistes muy grandes de, por ejemplo, más de cinco centímetros”, cuenta.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *